artÍCULOS DE APAI
APAI
Mª José Miguel Quilis
Ruzafa, 14 - 3º - 46004 Valencia
963 944 795 - Fax: ContactarVisitar WebMas información
Psicología de adultos
Psicología infantil
Trastornos alimentarios
Terapia de pareja y familia
Ansiedad y depresió, Autoestima

CONSPIRACION DE SILENCIO

“Nosotros le conocemos muy bien y sabemos que no lo podría soportar”.

Aquellas palabras resonaban una y otra vez en mi cabeza mientras me fijaba en Luis sentado en la sala de espera al otro extremo del pasillo, con la mirada perdida. No podía dejar de preguntarme, ¿quién es el dueño de la información? ¿por qué impiden que sepa toda la verdad sobre su enfermedad? ¿acaso no tiene derecho a saber a qué se está enfrentando? ¿por qué tienen tanto miedo de decírselo?.

La conspiración de silencio sigue siendo hoy en día un fenómeno habitual con el que se encuentran muchos profesionales sanitarios. La familia acuerda implícita o explícitamente alterar la información al paciente, por parte de familiares, amigos, y/o profesionales sanitarios, con el fin de ocultarle el diagnostico, el pronóstico y/o la gravedad de la situación. Las consecuencias de ello pueden suponer serios problemas emocionales para el paciente. Sin quererlo, levantamos una barrera para la comunicación, se pueden manifestar sentimientos de soledad, incomunicación, aislamiento y algo tan importante como la sensación de falta de comprensión. Otra de las consecuencias importantes, es que al paciente no se le da la oportunidad de “cerrar” asuntos importantes que él podría querer resolver, así como tampoco le damos la oportunidad de despedirse de nosotros y marchar en paz. Todavía nos encontramos familias que opinan “..ya está suficientemente herido con su enfermedad, como para saber esto”. Existe un miedo a proporcionar mayor sufrimiento que beneficio. Por un lado, parece demostrado que aunque a corto plazo la información de una mala noticia puede aumentar la ansiedad, los beneficios a medio plazo, justifican dar esa información.

En ocasiones, la familia rechaza que se comunique la gravedad de la situación clínica al enfermo, otras veces es la familia la que evita la comunicación abierta con el enfermo sobre su verdadera situación, aunque el paciente este informado. En ambos casos, el coste emocional del engaño para el familiar es agotador. Acudir a las citas medicas antes que el paciente, llamar al medico para avisar, enviar cartas, pedir informes, etc…. suponen una situación de alto nivel de estrés y elevada carga emocional. Lo que si es cierto es que somos conscientes de que la conspiración de silencio no surge desde el deseo de no respetar los derechos del paciente, ni desde el deseo de hacerle mal, sino más bien de proteger a alguien a quien amas y que está en una situación de enorme vulnerabilidad. El psicólogo puede ayudar al paciente en su proceso de adaptación a la enfermedad manejando la información adecuada a sus necesidades en los distintos momentos por los que atraviesa. Al mismo tiempo, hay que prevenir o evitar la conspiración de silencio antes de que se constituya en un problema, apoyando a la familia en el proceso de adaptación y manejo de la enfermedad.

Otros artículos de la especialidad

C/Profesor Blanco, 13 - 28ª 46014 Valencia - Tel. 96 325 09 65 - www.alossanchez.com - Aviso Legal